VISITAS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ENTREVISTA CON EL VAMPIRO

CRÓNICAS VAMPÍRICAS


 

 

 

 

 

 

"Dios mata indiscriminadamente, y nosotros también. Porque ninguna criatura de Dios es como nosotros, ninguna se parece tanto a él como nosotros..."




Recuerdo como si fuera ayer, el día del estreno de este film. Mi cerebro de cinéfilo me tiraba hacia atrás: Una película de vampiros, con Tom Cruise, Antonio Banderas y Brad Pitt, actores que hasta entonces no eran precisamente santos de mi devoción, me impidió ir a verla los primeros días, pero los diarios, EL PAÍS, ABC y EL MUNDO insertaron sendas criticas del film, no puedo recordar con exactitud el texto, pero al leerlo intuí que no era una simple película de vampiros a la antigua usanza, era una bella historia, la mejor de las crónicas vampiricas escritas por Anne Rice y la curiosidad me invadió, penetrando una noche a la última sesión. Una vez que todo quedo a oscuras, su banda sonora envolvía el recinto, y la secuencia nocturna del puente ocupaba toda la pantalla, ya no fuí yo, no pensé en la mediocridad de Cruise, Banderas o Pitt, me limité a absorber sus diabólicos personajes, y empaparme de la notable poesía que desprende cada plano, desde el primero al último. ENTREVISTA CON EL VAMPIRO es junto con DRÁCULA de Coppola, una hermosa historia de un amor imposible que a todos recomiendo.

Si mi aportación sirve para que la veáis de nuevo, habré cumplido uno de mis propósitos..




 





Es una adaptación de la novela Crónicas vampiricas, pero en muchas partes es bastante lenta; se detiene demasiado en las descripciones y en contra de lo que suele decirse "Primero léase el libro", en la película nada es así y su adaptación a la gran pantalla supera en años luz al libro. El largometraje capta la esencia principal y, aunque se suprimen detalles, transmite todo lo necesario para crear un clásico imprescindible del género. Para mi sorpresa, debido a los tres actores arriba mencionados, quiero resaltar, porque rectificar es de sabios, que el reparto es excepcional, destaco ante todo la interpretación de Kirsten Dunst como Claudia y Antonio Banderas, que no siendo un actor que me entusiasme, reconozco que en ENTREVISTA CON EL VAMPIRO, actúa con elegancia... Destaco dos fallos en su personaje: en primer lugar, y de forma totalmente subjetiva, su larga melena hace que sea un tanto artificial. En segundo lugar, en la obra podemos leer que Armand tiene 17 años, detalle que no coincide con el film. Tiene un enfoque muy acertado en cuanto al concepto de "criatura de la noche": estremecedor y desagradable en algunas escenas pero a la vez bello y delicado. Desgraciadamente hoy en día el vampiro de antaño se está perdiendo, convirtiéndose en un ser poco respetable. Al principio algunos elementos recuerdan otras películas inglesas, pero poco a poco la calidad incrementa. La banda sonora es excepcional y muy coordinada con cada situación. Un detalle que no esperaba encontrar eran los latidos del corazón de la víctima y los de el vampiro cuando bebe sangre. Algo que en mi opinión le otorga tensión y cercanía al momento.




 







Según el libro:



Cuando Claudia ve la atracción que comienza a surgir entre Louis y Armand teme quedarse sola y le pide a Louis una compañera. Convierte a Julia, una fabricante de muñecas, para que la cuide. Su transformación dura largo tiempo, pero en el film se omite por la llegada de los vampiros del "Theatre des vampires". Como vemos a lo largo de la película, cuando un humano es convertido queda debilitado y tarda en reponerse...Al final de la historia, cuando Louis vuelve a encontrarse con Lestat en Nueva Orleans. Lestat vive demacrado al cuidado de un nuevo vampiro que él mismo convirtió, y que no aparece en ningún momento, pero necesario para Lestat dada su debilidad, Louis abandona a Lestat y éste se entierra durante varios años para evitar la locura. A raíz de este momento, en el que el periodista es atacado por Lestat, todo cambia, pero he de decir a favor de los guionistas que estas escenas finales son espectaculares, desprenden una atracción para el cinéfilo difícil de adjetivar y que yo me resisto a proceder....todo estos minutos es pura poesía. Al margen de la serie de libros sobre las criaturas de la noche, esta película será recordada como una de las mejores puestas en escena del cine de su género, anticipándose a todo lo anteriormente rodado en los últimos años, y que para muchos, estos films parecían estar escritos con sangre en un apartado "clase B".


 




Nos describe la película a unos seres tan atractivos como aterradores y sorprendentemente casi humanos como representa el personaje de Brad Pitt, recuerdo muchas títulos que harían interminable este articulo, pero que se unas los tres adjetivos y den este resultado, eso ya sobrepasa lo fascinante. Aparte de beneficiarse de un reparto sin fisuras la película tiene elementos de superproducción: fotografía portentosa, una música que tiene su momento álgido con la versión de los Guns and Roses de los Stones, un director que siempre ha realizado muy buenas películas como: EN COMPAÑÍA DE LOBOS y sobre todo una historia que engancha, que nos hace entender el don y la maldición de vagar en el mundo alimentándose de otros y que tiene su reflejo en el amor y el enfrentamiento entre Cruise y Brad Pitt. Recuerdo claramente que perdía mi interés cuando aparecía Antonio Banderas....afortunadamente el actor se recupera entre la fastuosidad, vestuario, color y credibilidad, siendo uno de los finales más recordados de los años noventa. En resumen una pieza clave del cine de vampiros que contó con una triste secuela, afortunadamente olvidada. Siendo un actor mas que mediocre, en ENTREVISTA CON EL VAMPIRO, me fascinó el personaje de Cruise y como lo hace suyo: un ser amoral, aterrador, cruel y como teme a algo más poderoso que el sol, la soledad, quizás por eso muchos nos alegramos que al final cuando muerde a Christian Slater recobre su fortaleza y soberbia, quizás porque a todos nos gustaría ser como Lestat. Por cierto existe un clarísimo homo-erotismo entre los vampiros que es digno de alabanza para una película que está protagonizada por tres actores de los mas intocables de Hollywood.


He repetido una y otra vez que hay estrellas de cine que son hermosas y hermosos. He hablado a lo largo de mi carrera de ciertos atributos físicos, pero sin duda la belleza es el resultado de algo infinitamente más profundo. Hay actores que dan forma a su apariencia física mediante sus mentes y corazones cultos. La belleza les rodea y emana de ellos una ambigüedad que se bebe. Caminan inmersos en la misma dirección, aquí cito a Byron: " Si no hubieran expresado la profundidad del alma en cada palabra o gesto, su belleza hubiera sido frágil y para nada hermosa". Quiero dejar esto claro, porque la palabra belleza se usa muy a menudo incorrectamente. Asimismo me gustaría decir que la belleza de los actores parece tener el mismo efecto sobre el público en todo el país, independientemente del género o la edad. Los hombres con los que he hablado expresan sus opiniones sean heterosexuales y homosexuales. Son jóvenes y mayores... Llevándolo al articulo que estoy escribiendo, ENTREVISTA CON EL VAMPIRO, el espectáculo cautiva, Lestat tiene fans tanto entre los camioneros como entre los neurocirujanos. No asocian a Lestat al género o el sexo necesariamente. Ocurre lo mismo con las mujeres. Han reaccionado con entusiasmo a lo que han visto en pantalla. Hablo en nombre de la mujer nada más. Permitidme decir que un festín de hombres guapísimos se aprecia mucho y hace bastante tiempo que no se veía en el cine. Las mujeres ansían contemplar hombres guapos. Ansían ver escenas profundas, con estilo y hombres hermosos. Antes del film, había visto muy poca belleza varonil de la que ansiaba. Algunos ejemplos a la zaga son Tom Berenger en LOS ÚLTIMOS RITOS cuando se quita el alzacuellos y le hace el amor a la chica en la sacristía de St. Patricks. Otro sería la secuencia en que Madeleine Stowe acaricia a Daniel Day Lewis en EL ÚLTIMO MOHICANO, una escena que la enfoca a ella y lo que siente hacia el hombre que tiene entre sus brazos. Dejadme añadir otra vez que a los hombres heterosexuales no les repelen escenas de este tipo en absoluto. ¿Por qué habrían de rechazarlas? Miran a Kurt Russel, Tom Cruise, Tom Berenger, Brad Pitt, Antonio Banderas, Jeremy Irons, Aiden Quinn y a todos los demás hombres por sus propias razones. ¿Y por qué no?... el sexo es el mayor campo de libertad que existe, sin embargo es un alivio el haber vivido lo suficiente como para ver que las películas empiezan a tener en cuenta seriamente el gusto erótico del público femenino al igual que lo hacen con el masculino. Los hombres son muy románticos y ansían el romanticismo. ¿Qué podría ser más erótico-romántico que una película de James Bond con un Sean Connery que quita el sentido?. Parece que Hollywood empieza a entenderlo ahora, es decir, que todo el concepto de película romántica está siendo reexaminado. Somos testigos de un compromiso renovado hacia los sentimientos, el heroísmo se abandonó a la pasión. Una vez más, ¡Ya era hora!....

ENTREVISTA CON EL VAMPIRO, tiene todos los ingredientes.



 





Genial e inconmensurable atmósfera la recreada en este filme que hace gala de una genial ambigüedad al provocar terror y repulsión a la par que una fortísima atracción casi hipnótica, que llega al máximo con el personaje de Lestat, seductor donde los haya. Jamás vi en la gran pantalla un personaje que inspirase tanto amor y a la vez tanto odio.. y eso es labor de Tom Cruise, sin duda el papel de su carrera. Y es que, hasta la novia pelirroja de spiderman hace el papel de su vida, interpretando a la perfección a una mujer encerrada en el cuerpo de una niña. Mucha gente no estará de acuerdo conmigo, pero al único al que no veo exprimiendo todo su potencial es a Brad Pitt, hace un gran papel, es cierto, pero podía haber dado mucho más. En cuanto a Banderas, su papel se queda corto, 15 minutos más de película ahondando más en su personaje no hubiesen venido nada mal, sin embargo, en el poco tiempo que le dan, logra transmitir ese sentimiento de soledad e incomprensión mezclado con un poco de locura y obsesión y a la vez cubierto todo de una dulce y finísima capa de amor. La historia es preciosa y terrorífica, cautivadora y subyugante, pero ante todo seductora, los personajes son lo mejor del filme, y esa forma de moverse, esa parsimonia cargada hasta los topes de elegancia, la sutilidad de sus movimientos... es una paradoja en sí, que tanta pena y tanto dolor creen tantísima atracción, resulta inevitable no moverse al compás de sus palabras destiladas de amor, pero inmersas en la ternura y sazonadas con una niebla tan tétrica y profunda que la convierte en una auténtica obra de seducción. Ambientación de lujo, el recorrido por las distintas épocas es sencillamente sublime, la caracterización de los personajes es obra de un pintor renacentista, así como la fotografía. La banda sonora encaja perfectamente, resulta exquisito contemplar una obra de arte visual acompañada de melodías tan sugerentes que sumergen al espectador en ese pozo sin fondo de sensaciones que constituye la película. Es una de las grandes culpables de la perfección de este filme, es brillante, y ha sido manejada como sólo los genios saben. Una de las grandes obras maestras de la historia del cine, una lección de buen cine. Allá donde indagues sólo encontrarás maestría y buen hacer, y es que el filme no falla en ningún aspecto, transcurre ágil y rápido, todo está perfectamente explicado, no deja ningún vacío por el camino, se hace sumamente corta y deja con ganas de más, y es que el final no hace más que ponerle la guinda a un pastel que hay que digerir con sumo cuidado, pues la adicción que crea es recompensada con una secuela de la que sólo puedo decir que el sentimiento más profundo que inspira es el de la regurgitación. Personalmente hubiese incluido un flashback recordando la relación entre Armand y Lestat, una pena no poder verlos juntos en ningún momento. Es la película de vampiros más seria que se ha realizado en la historia, pues mientras que las otras solo nos muestran el miedo y el horror, esta se sumerge en los pensamientos, en su capacidad de amar, de odiar y de desaparecer del mundo cotidiano y diurno. Un estudio romántico e increíble de lo que pensaría y sentiría una criatura de la noche, si realmente existieran.


Impresionante película... fantástica e inolvidable. Aquí los vampiros no son los malos, sino que despiertan glamour y elegancia a pesar de sus actos crueles contra la humanidad. Las relaciones entre los personajes, la amistad y amor entre ellos, los problemas a los que se enfrenta un vampiro centenario y también los de un recién llegado. Los sentimientos de alguien con el don de la inmortalidad que debe ver el paso del tiempo, llegando a hacer cosas que desprecia con tal de sobrevivir. Todo narrado con elegancia y estilo. Una historia del nivel de la novela de Drácula, pero narrada desde otro ángulo completamente distinto, observando su vida no como enemigo, sino como un ser con el que puedes empatizar, por lo cual no compite con la genialidad de Stoker, sino que la complementa al ser un añadido completamente nuevo. En fin, obra imprescindible para todos, pero especialmente para cualquiera al que le guste la temática vampírica. La inmortalidad le pertenece a unos pocos y esos pocos han sabido representar el tormento que representa, porque ENTREVISTA CON EL VAMPIRO ya no encara monstruos sedientos de sangre, desde la base más significativa, sino que se encarga de hacernos padecer el tormento de unos seres que se debaten entre la bestia interna y los recuerdos de una vida amarga, pero mortal. Es una soberbia adaptación del libro, contando con personajes que supieron representar sus papeles con curiosa sobriedad: Cruise establece un papel para recordar. Cuando uno deja de ver Entrevista, el primer recuerdo es la imagen terrible y tortuosa de Lestat. Luego vienen Pitt y Dunst y Banderas; los dos primeros están geniales mientras que Antonio desarrolla un papel muy estereotipado. Cuenta con una banda sonora que transmite muy bien la tristeza que yace bajo el aparente horror. Por si fuera poco, las frases del libro se respetan, lo cual hace que la obra adquiera tonos poéticos que la elevan sobre su visionado comercial.



 




Oscura, lúgubre, tétrica, maravillosa, poética, espiritual, aristocrática, sublime...... me faltan calificativos, una de mis muchas películas favoritas... Brad Pitt esta desconocido para mi, es su mejor actuación, Antonio Banderas que, lo odio esta increíble, pero el papelón lo hace un Tom Cruise de otro mundo, nunca había visto hacer una actuación tan prodigiosa, Tom se metía en la mismísima piel del vampiro y lo interpreta con tal maestría que se me corta la respiración. Solo existe un Cruise y ese es en este film únicamente, los demás los ignoro. Es una de esas películas que no tienen defecto alguno, la historia está contada sin dejar ningún detalle atrás. ¡Cómo van pasando los años y nuestros protagonistas siguen invariables observando cómo el mundo cambia! No había visto tanta elegancia en los personajes ni unos diálogos desde "El Padrino". Sin lugar a dudas la película altamente recomendable. Debo resaltar la impecable caracterización de sus personajes, sobre todo Louie, tan melancólico y arrepentido y Lestat, sarcástico y refinadamente cruel. Entrevista con el Vampiro es, por derecho propio, una película de culto. Responde a todas las exigencias de las cintas que entran dentro de esta clasificación, y además lo hace de un modo elegante y sorprendente. Los motivos por los que merece tal calificación podrían empezar por el propio género del filme, el género fantástico más que de terror, algo que se prodiga en esas películas de culto, con todas sus virtudes y excesos, que en este film se nos ofrecen como una auténtica cascada de emociones. Al respecto, debo señalar puntos flacos en la cinta, diría que hacia la mitad de la cinta, toda la parte europea y el innecesario epílogo final, son las partes más flojas de Entrevista con el vampiro, ya que pierden ritmo, pero afortunadamente persiste la coherencia narrativa. Pero Neil Jordan posee muchas virtudes que merecen ser recordadas una a una, desde su impresionante diseño de producción, lujoso, decadente, profundamente barroco y gótico, que consiguen transportar al espectador visualmente con el flashback que es toda la historia, a un mundo oscuro y tenebroso poblado por poderosos vampiros en la sombra e ingenuos humanos a la luz de candilejas. La dirección a cargo de Neil Jordan consigue dar un toque personal y profesional a una cinta en principio concebida como un espectáculo hollywoodiense pero mucho más arriesgada de lo que se creyó, (sus escenas de masas son espectaculares, teniendo en cuenta que se rueda en decorados, la manera de encuentros entre Lestat y Loui y entre este y Armand están cargados de tensión y una extraña belleza homosexual; sus secuencias de detalles como la vida familiar de los tres vampiros, el viaje a Europa o la maravillosa elipsis reservada para los amantes del cine y los amaneceres le sitúan como un genio de la dirección), el guión, adaptado por la escritora Anne Rice, supura fina ironía, tensión y amor perdido. Tom Cruise en un papel arriesgado que resuelve de forma camaleónica de una forma terrible e impresionante, en el papel menos agradecido de la función, gracias al patetismo y perdición, así como maldad y ambigüedad que lleva consigo; Pitt, vampiro obligado a aceptar su destino eterno apartado de todos aquellos a los que quiso amar y no pudo; Dunst en la mejor interpretación de su carrera, infantil y malvada, pero cuyo personaje gracias a su portentosa interpretación crece conforme avanza el metraje; y Banderas... ¿que decir de Antonio Banderas?, tiene un jugoso personaje oscuro y seductor, pero el pobre no sale de la mediocridad interpretativa.
Entrevista con el vampiro es además de todo esto, una apasionante historia de bellas gárgolas con el corazón roto, perdidas no por su papel de asesinos en el mundo, sino por sus historias de amor eternas.


 


Brad Pitt ha afirmado en la revista Psychologies que jamás volvería a aceptar su papel en Entrevista con el vampiro, una película que le convirtió en una estrella compartiendo protagonismo con Tom Cruise:


" Pese a que para el resto del mundo mi personaje de Louis de Pointe du Lac es uno de los más recordado, declaro que el rodaje fue una absoluta pesadilla. "Fue una de las peores experiencias de mi vida. Reconozco que el resultado final es muy satisfactorio a todos niveles, pero seis meses rodando en la oscuridad, llevando lentillas y maquillaje...fué duro. Seguro que si me lo ofreciesen ahora al menos podría decir: " Me supone un problema, lo haré, pero en la actualidad exigiría al director otro trato'". Los inicios siempre son difíciles, una de las razones que me llevaron en aquella época a aceptar proyectos que realmente no me llenaban, fue ingenuidad y torpeza, tenia que haber distinguido los buenos de los malos consejos, "Es fácil perderse en muchas manos cuando estás empezando"... "No seguí mis instintos cuando me decían que debía elegir proyectos más personales. Recibes un montón de consejos de gente que intenta hacer que tu carrera avance para hacer dinero contigo al mismo tiempo que te lo hacen ganar a ti. Eso no es necesariamente triste, pero al principio pasas mucho tiempo intentando impulsar tu carrera pero hay ocasiones y me pasa ahora también, que acabas dándote cuenta de que no tiene sentido si no te conducen hasta proyectos que van con tus registros. En entrevista con el vampiro tuve que tragarme los favores que Cruise recibía con enorme diferencia con el resto del reparto, parecía que en el plató nadie interesaba mas que él. Cruise bordó su papel, pero os garantizo que su mediocridad como profesional es muy alta.."





Lo lamentable es que sólo esta novela, de todas las Crónicas Vampíricas, haya resultado ser una adaptación mas que sobresaliente. No quiero nombrar lo que Stuart Townsend hizo de Lestat. En entrevista con el vampiro, tiraron la casa por la ventana, principalmente con un diseño de producción complejo y subyugante, obra de Dante Ferreti, y la luz lóbrega pero sutil de un inspirado Philippe Rousselot, un director de fotografía al que pocas veces se le ha considerado como se merece. Ambos dan el empaque adecuado a la historia, y Neil Jordan alcanza un equilibrio pocas veces visto en este tipo de superproducciones. Elliot Goldenthal, aquí firma su obra magna, una partitura musical densa y llena de matices, que pasa del horror al romanticismo y lo gótico sin fisuras. El estilo de Jordan es clásico, pero también psicológico, y se encuentra en su salsa más en las relaciones entre los personajes que en las grandes secuencias destinadas a enaltecer al público. Comprende muy bien la mitología vampírica propuesta por Rice y se entrega a ella con convicción y sin ambages. Incluso con pasión, enriqueciendo un universo ya de por sí particular, y logrando con su trabajo una sorprendente película de vampiros. Inquietante, amoral, sinfónica y psicológica. Entre los personajes para mi el que se lleva la palma es Lestat, un vampiro cruel y con un humor negro realmente peligroso. Interpretado por Tom Cruise inspirado, sin la menor duda en el mejor papel de su carrera. Brad Pitt brilla, da el morbo requerido y su contenida ambigüedad choca secuencia tras secuencia, dando prestancia a su papel cuando cuenta su vida al periodista. A Antonio Banderas le dejaré descansar....

Lo que hay en “Interview With the Vampire” es una renovada mirada al género, con aciertos y errores. La principal virtud de la cinta es el riesgo de Jordan por darle originalidad a una película que no sigue los patrones normales del género. Neil Jordan desmitifica algunos conceptos encarnados ya dentro el cine con temática sobre vampiros e introduce algunas modificaciones y conceptos nuevos. Si bien la base sigue siendo la misma, hay todo un sustrato que viene a romper con algunos moldes:- Por ejemplo en este filme se adentra más en el dramatismo propio de unas vivencias.- Se rehúsa bastante de la acción, para dar un filme más sólido y sobrio en la construcción emotiva de los personajes.- Se reemplaza el carácter romántico siempre vigente en el subgénero por otro elegíaco donde el tormento y la pena están siempre vigentes.- Se le otorga mucho realismo y se le resta bastante fantasía, de esta manera se “humaniza” mucho más a las criaturas de la noche.




No existe una historia de vampiros llevada al cine superior a ésta. Lo expongo con mi respeto al DRÁCULA de Coppola que fué inspirada para relatar una historia de amor total. En cambio ENTREVISTA CON EL VAMPIRO, fue relatada para describir las pasiones y desventuras de la criatura a nivel universal y traspasando todas las barreras de la mortalidad. Cuando te llegas a encariñar con cualquiera de estos oscuros personajes gracias a las grandes interpretaciones de Pitt y Cruise. Pero no solo la interpretación sino los diálogos que ahondan sobre el carácter de los vampiros y la trama poco importa cuando tienes por delante toda la eternidad para relatarla. Todo amante del buen cine debe verla y si lee el libro de Anne Rice, quedará mas satisfecho. Con el film se ejemplifica que el cine puede ayudar a una obra literaria a ser rentable. Esta película es maravillosa, a nivel de imagen, reparto y guión, aunque se sale de la originalidad del libro....Debo decir que es una de mis películas favoritas, debido a que muestra realmente la esencia hermosa de un vampiro, malvado y frío pero consciente y sentimental al mismo tiempo, no es el típico sistema de entrar por una ventana y chupar la sangre de la victima, sino demuestra la astucia de la caza incluso el juego en equipo como hacen Lestat y Claudia para matar a una familia entera. Hubo una muy buena manipulación de los efectos de transformación de Brad Pitt y Kirsten Dunst, donde se ve claramente el cambio de unos ojos mortales a unos altamente fieros y profundos... o el simple crecimiento de los pequeños colmillos en sus bocas. Me parece extraordinario como se revela el intervalo tan fino entre el mundo mortal y vampirico, ya que andan entre humanos simulando ser uno cuando en realidad son sus cazadores. Destaco el cansancio de Louis de tener la inmortalidad y el como despierta dentro de sí sentimientos comunes, como aclara los falsos mitos de los ajos, cruces y agua bendita, el como habla y especifica que no son seres diabólicos sino son lo que son, como dijo Armand:

-" ¿Qué somos?... Nada mas que vampiros "-

Merece la pena el vuelco o la ruptura del típico argumento de Drácula y fantasías de transformaciones en animales o el típico vampiro loco que chupa sangre sin cesar con ojos desorbitados y dementes, sino muestra mas sentimiento, humanidad oscura, la visión de un ser de la noche. Film que realmente expresa la vitalidad y eternidad de un inmortal como pocos.


Si yo tuviera la suerte de dirigir una escuela de cine, cogería esta película para explicar los elementos básicos del cine. Alguien que quiere hacer cine ha de tener una cierta cultura, de manera que sea capaz de leer y de reconocer en una buena novela la posibilidad de una buena película. Después entraría a analizar lo que es y lo que representa un guión en el cine, y en esta película explicaría los distintos tipos de guión que pueden existir, y en concreto me explayaría con lo que debe ser una buena adaptación. Y los trucos del guión, tan mal utilizados a veces, que en este caso no solo utiliza el método de entrevista a un protagonista para relatar una historia, sino que se permite introducir al entrevistador en la historia. Hablaría de los diferentes registros que puede tener un actor, o una actriz, que tienen que llevar a la imagen de la pantalla los sentimientos de unos personajes. Y sobre todo hablaría de la dirección, de cómo una persona tiene que estar al tanto de todo lo que representa una película para que no se le vaya de las manos. Y de la fotografía, en especial de la dificultad de fotografiar la noche. Y de la música, de cómo acompaña, subraya o se hace protagonista, según el interés de la escena. Y del tiempo, pasado, presente y hasta futuro en una misma historia en la que el espectador es conducido sin que para nada se sienta desorientado en el cuando ni en el donde. Y el amor, ese sentimiento que siempre está en todas las películas. Aquí se trata del amor a uno mismo, del amor al otro, y todos bellos en lo externo, hasta que aflora la maldad del amor. Una magnífica película para ver una y otra vez, pero ni tengo los medios, ni la financiación para crear una escuela y poder acentuar aún mas lo que explico anteriormente.. No quiero entrar en comparaciones entre la película de Coppola y la de Neil Jordan; ambas son excelentes, (si acaso, tomando todo en su conjunto, Coppola logró una resultado más redondo), pero sí que es cierto, que cuando Coppola "humanizó" al vampiro en su película, es cómo si a partir de ahí, todos los vampiros pasaran de ser criaturas de la noche a seres atormentados, cuyos sentimientos y culpabilidades van más allá de cualquier sentimiento humano. Lo mejor, lo que cualquier espectador sabrá apreciar rápidamente, es la interpretación de Tom Cruise. Actor que no goza de mis preferencias, pero que aquí consigue en momentos puntuales a Brad Pitt, sabedor de que su porte físico y su estatura no salvarían las distancias. Pero lo que su físico no le da, se lo da su garra interpretativa, cargada de matices... Porque dentro de su cinismo, maldad y desprecio por la humanidad, se esconde un personaje tremendamente interesante repleto de registros, matices: de cómo combinar una mirada despiadada con frases capaces de ensombrecer a sus compañeros de reparto. Porque cómo he dicho, la película es Lestat y cuando él no está, el filme se pierde en la niebla. No me imagino a ningún otro actor encarnando a Lestat, el mismísimo Steve Vay quiso encarnarlo enviando cintas y maquetas a los productores para que le dieran el papel. Afortunadamente, nos ahorramos su interpretación. La empatía y profundidad de caracteres es lo que hace tan atractivo el personaje dentro del filme. Lástima que luego viniera la infantil y tórrida saga de Crepúsculo, para convertir una nueva vertiente de vampiros, en una caricatura cargante e insoportable.


 




No puedo olvidar la escena de Brad Pitt, que después de doscientos años, por fin consigue ver un amanecer.

Así como su posterior reencuentro con un Lestat sumido en un letargo amargo.

Y por supuesto, el final, con "Symphaty for the devil" versionada por Guns N' Roses. Marcando el estelar regreso de Lestat al tiempo presente, dándole la opción de elegir lo que nunca tuvo.



 



Antes que nada, quisiera hacer constar que cuando escribo sobre una película, sea cual sea, lo hago desde el respeto tanto a los que han trabajado en ella, como a los críticos y espectadores a los que les gusta o no les gusta dicha película. Yo siempre he sido fan de los vampiros, tanto en los libros como en el cine, y algunas de esas lecturas son las "Crónicas vampíricas" de Anne Rice, que muestran seres realistas dentro de su mitología, sensibles y atormentados, a ratos monstruosos y crueles, pero divertidos e irónicos. Vampiros como nunca antes se habían visto: desde su punto de vista. VAMPIROS con mayúsculas. Estamos ante una adaptación brillante de la novela. Todos los actores están impecables en sus papeles, desde los protagonistas hasta los más insignificantes. La música y las localizaciones son perfectas, en todo momento acompañan el ambiente oscuro que rodea la historia. En ocasiones parece como si estuviéramos viendo y escuchando una especie de poema en lugar de una película. Y todo esto lo dice una persona que, confiesa su amor por el cine en su totalidad. En ENTREVISTA CON EL VAMPIRO, no hay mortales como protagonistas y el propio enemigo del vampiro son los propios vampiros. A parte de uno mismo como victimario de su propia agonía. También nos encontramos con seres románticos, seductores, bellos y pasionales. Los vampiros ... criaturas de la noche, chupadores de sangre en pro de la vida eterna, un mito tan universal como enigmático. Aparecen en casi todas las culturas, india, norteamericana, centroamericana y por supuesto Europea, casi dioses de la belleza y el terror ... ¿qué tienen para que se hablen una y otra vez de ellos, para que se versionen historias en todas las épocas y en todas las artes?... Está claro que no son unos seres más de terror, son un referente ... desde Nosferatu, una alimaña habida de sangre, pasando por snobs y quinceañeros hasta llegar a los más actuales de "Déjame entrar". El diseño de producción, una dirección artística nominada al Oscar que nos introduce en Nueva Orleans, colonial y actual, cosmopolita y marinera ... húmeda y tórrida. Y dejo para el final a la piedra angular de la producción, el director, la elegancia hecha celuloide, me recuerda a veces a Jane Campion. El irlandés Neil Jordan logra su mejor trabajo hasta la fecha, consiguió ejecutar a la perfección el trabajo de director, sacar el máximo rendimiento a todas las partes logrando una sinergia propia de artistas en estado de gracia.


No se si he conseguido trasladar a mi website las bondades de esta obra de arte, sin tocar ni un ápice de la historia ... la fascinación de los humanos por la inmortalidad a cualquier precio y sobre todo, el tema fundamental de la cinta es LA SOLEDAD. Soledad en la que están sumergidos todos los personajes, desde Louis con la muerte de todos sus seres queridos, Lestat con la interminable búsqueda de su compañero al que amar deseseradamente, la pequeña y huérfana Claudia, hasta llegar al fascinado periodista interpretado por Slater.




 




¿Hay algo peor que estar solo? ... si, estarlo para toda la eternidad.


Destacar la imagen de una Europa desgastada y destruida por su propia existencia.



Termino con una de las frases que más me han impresionado del film:


"Piadosa muerte.... me encanta sentirme culpable..."