VISITAS

 

 

 

 

 

 

 

 

  LA PRIMAVERA ROMANA

 DE LA

SEÑORA STONE

 

 

 

 

 

 

 

 

Recuerdo perfectamente el impacto que me causó este film....Yo era y seré toda mi vida un enamorado de LO QUE EL VIENTO SE LLEVO, pero en aquellos años la imagen que yo tenia de mi querida Vivien Leigh  en Tara, en Doce Robles, junto a la ternura de Mamita, camino de la plantación, ante aquel rojo tan bello..... ya no era la misma........ y sentado en aquel cine de Madrid, al ver su rostro maduro los cimientos de mi jovencísimo corazón de partieron en mil pedazos, lo digo sin maldad, sin tono despectivo y mucho menos con ánimo de bajar del Olimpo de Dioses a una actriz y mujer inigualable, sino porque uno piensa que los atardeceres siempre son iguales, que los amaneceres son idénticos unos a otros y que las estrellas siempre brillan... pero a veces no es así. Lo que si puedo decir ahora, al cabo de muchos años, es que en la figura de esta mujer, siempre el atardecer será bello,. el amanecer imborrable y las estrellas están para ser contadas mil veces por los enamorados de una en una, pero dejando siempre muchas para seguir recorriendo el hermoso camino de la felicidad....Ella me la dió hace mucho, me la siguió ofreciendo y ahora en mi madurez sigue a mi lado como ese sol, y esas estrellas que son mi alimento y mi vida 

 

 

Cuando le ofrecieron a Vivien el papel de Karen Stone estaba atravesando una  crisis, ya vivía junto a Jack Merivale, y él influenció en que aceptase, resignándose a salir madura, con cuarenta y siete años, pero ilusionada por los textos  de Tennesse Williams y lucir su todavía espléndida figura con los modelos exclusivos que el diseñador Balmain había preparado. No cabe la menor duda de que el film comenzó con mal pie, a la Warner se le prohibió rodar en los estudios italianos, debido a la repercusión que tuvo la obra de Fellini LA DOLCE VITTA, por descubrir los trapos sucios de la ciudad eterna.... Solo se localizaron exteriores, y marchó nuevamente a Inglaterra todo el equipo. Yo pienso que aquel cambio benefició psíquicamente a Viv, pues Londres era su marco, su casa, su hogar....!Su Tara!... se encontraba a gusto. Jack siempre quiso que no dejase de trabajar, era su mejor terapia, y debo confesar que la interpretación que hace de Mrs. Stone es de antología....Yo la encuentro de una belleza serena, elegante, bajo ese mundo interior que dibuja Williams, y que nos retrata todo un espejo de los sentimientos humanos en una mujer en el declive de su vida....intentando aferrar a los placeres de la vida, como la mosca a la miel.

 

 

Pasó con más pena que gloria esta maravillosa película en el momento de su estreno, pero el tiempo termina por poner las cosas en su sitio. Si le gustan las adaptaciones que de obras de Tennessee Williams se han hecho en el cine (La gata sobre el tejado de zinc, La noche de la iguana, De repente el último verano, etc...) o si por el contrario no ha visto ninguna, la recomiendo. Tennessee Williams no pasaba por su mejor momento cuando escribió su única novela, "La primavera romana de la señora Stone". Este monstruo creador de monstruos había obtenido grandes éxitos en los años 50 gracias a adaptaciones de sus obras de teatro para el cine, La gata sobre el tejado o "Un tranvía llamado deseo. En los 60, ya en declive, Williams escribe obras menores y abrumado por las malas críticas comienza a consumir calmantes y drogas. Su amante, Frank Merlo, moriría de cáncer en 1963. Veinte años más tarde, un Tennessee Williams solo y enfermo corre la misma suerte en una habitación de hotel, ahogado con la tapadera de un bote de pastillas. Triste final para una de las plumas mas brillantes de la literatura.

Por otro lado tenemos a Vivien Leigh, impecable en su papel de la actriz que se niega a envejecer y a perder el amor y el deseo y a un joven Warren Beatty encarnando a un gigoló romano. Se dice que Beatty consiguió su papel haciendo un viaje relámpago para ver a Tennessee Williams, que se encontraba de vacaciones y que era quien decidiría quién encarnaría al personaje. Durante el trayecto leyó un manual de italiano y doró su piel con una crema autobronceadora. En el hotel envió un vaso de leche a la mesa de Williams, corría el rumor de que el escritor tenía una úlcera a causa de las últimas críticas, con el mensaje "Estoy a su disposición. Paolo".

Williams, divertido, le hizo la prueba y le dio el papel.
 

Durante el rodaje Vivien Leigh no dirigió la palabra a Jill St John, actriz mucho más joven que ella tanto en la realidad como en la ficción. Leigh sabía que había llegado al ocaso de su carrera (de hecho la tuberculosis se la llevaría tan sólo seis años más tarde) y es eso lo que hace que su composición del personaje sea mas que creíble. Vivien Leigh tenía miedo a todo lo que había dejado atrás. Beatty en cambio tenía miedo de todo lo que estaba por venir. En cuanto a Tennessee Williams, qué decir de sus miedos. Su obra es la obra del miedo y del fracaso, de la pasión y de la represión, de los vicios, de los excesos y de sus consecuencias.

Estamos ante una gran adaptación de una novela del gran Tennessee Williams, en una de las últimas interpretaciones de la inmortal Vivien Leigh. A pesar de que vivía en su etapa final de decadencia total, es capaz de dar aquí muestra de su talento en esos personajes tan difícil de interpretar como son todos los creados por Williams.

Verdaderamente formaron una pareja explosiva Vivian Leigh y Warren Beatty. Destacar también el guión, toda una reflexión continúa sobre temas escabrosos. La película es toda una reflexión sobre la soledad y su miedo, sobre la divinidad, el amor, la pasión, el sexo, la prostitución... Es una película que tiene todos los elementos de Williams, ese sabor a derrota, a resignación, a esa visión de la vida como una estafa, esa visión negativa pero expresada con ese talento del dramaturgo.

Fue una película bastante atrevida para la época, a pesar de ser una de las primeras que sacaba a relucir la prostitución de lujo masculina. Es una reflexión sobre hasta donde puede llegar la desesperación. Portentosa es la escena en la que la señora Stone descubre que su novio se ha ido con otra, y descubre que ya no puede soportar la soledad, que ya se había acostumbrado a estar con alguien...

De ahí la hermosa y desgarradora secuencia final.

 

Hedda Hooper, mordaz y todopoderosa madame del mundillo del cine dijo una vez:

¿Cual sería la diferencia si Vivien Leigh fuera muda?... Lo que cualquier actriz necesitara 10 páginas de guión para describir algo, Vivien lo conseguía con una sola "

 

Mas allá de los largos diálogos, lo que destaca es que por momentos uno hace una simbiosis con Karen Stone. A través de sus gestos y miradas, podemos entender a la perfección que es lo que siente, lo que le pasa, sus miedos y alegrías.

Algunas escenas de este film, figurarán en los anales de la historia cinematográfica.

El final, vemos a una Vivien- Karen sentada en su sillón fumando un cigarrillo mientras el hombre se acerca a ella. Cualquiera puede sentir la situación: ella está entregada al destino, ya siente que la vida no puede depararle nada bueno, entonces para qué desesperarse...? Se entrega........

 Lo más curioso de esta escena es que no hay diálogos. Todo está perfectamente sugerido con miradas cómplices. La sonrisa distante de Karen narra una desventura más allá de lo inimaginable, esa clase de angustia que solo se vive, se siente, pero no se puede explicar con palabras.

Otra escena memorable, cuando Paolo la maltrata físicamente... Le recuerda que se convirtió en una vulgar mujer de edad que solo puede aspirar a la pagar una compañía..

Vivien le dá a esta secuencia el justo dramatismo, humillación y soberbia. . Era como que Vivien Leigh y Karen Stone se hubieran fundido y ya no sabemos qué es realidad o qué ficción.

Se comenta que en el set de filmación, estaban en un descanso Vivien y Beatty ensayando una escena. A lo lejos  expectante la novia de Warren Beatty, una jóven Joan Collins, que no se apartaba de Warren ni un instante, lo seguía a todos lados, tenía fama de celosa y sus celos hacia Viv eran terribles...

Un día Vivien se acercó y le dijo

 "Querida, no debes tener celos, es totalmente imposible que tengamos algo, yo estoy enamorada de Jack y el de ti, ni siquiera me cae bien"

A lo que Joan le respondió:

 "No tengo celos de él, tengo celos de tí, trato de acercarme todo lo posible para aprender todo lo que pueda, eres una actriz increíble"

 Vivien estalló en carcajadas y durante el resto de la filmación, tuvieron una relación fantástica...

Joan Collins admiraba terriblemente a Vivien Leigh....está claro que el tiempo nos ha enseñado que no fué lo que se llama: buena alumna.

Se comentó también mucho la relación que tuvo con Warren Beaty,  apenas se dirigían la palabra fuera del plató..... cosa por otra parte lógica, estamos hablando de una profesional. El rostro de Vivien no refleja esa tirantez en pantalla, es mas....hay escenas en que su mirada desvaída, lánguida y coqueta, es su mensaje de pasión hacia el hombre. 

 

 

 

Recuerdo muy claramente ese escena del inicio del film en el camerino del teatro, y que se vuelve a repetir en EL BARCO DE LOS LOCOS, pero en diferente medida. Karen odia el paso del tiempo, ama la perfección, la busca  en cada rincón, en su forma de vestir, en elegir la ropa a su amante, en la forma de mirar su entorno, y el espejo del camerino le trae la cruda realidad de la mujer que llevó cosida la belleza mas perfecta en su piel.... Es impactante, lo es para el espectador de a pié y lo fué para aquel adolescente que fuí yo, pues recordaba, recuerdo y recordará siempre a mi Escarlata, a Myra, a todas esas mujeres que Santa Vivien supo ofrecernos como testimonio vivo y perfecto.

Conforme voy escribiendo mi mente viaja, vuela hacia mi estado actual, "la completa felicidad", y me pregunto un sin fin de cosas, me hago mil preguntas, y mientras con el rostro terso por el amor, no puedo dejar de asociar este personaje de Karen Stone con el interpretado por Bogarde en la obra cumbre de Visconti "MUERTE EN VENECIA", la similitud es tremenda...la eterna búsqueda de la felicidad a través de la belleza, el continuo y tétrico caminar para encontrar el gozo de la luz....Se comprende la afinidad entre Luchino Visconti y Tennesse Williams, se advierte, se aprecia y como cinéfilo, consumidor de búsquedas, comprendo al escritor, le admiro y me rindo ante el maestro de la imagen....Desde mi humilde rincón y recordándolos les quiero ofrecer una magnolia, flor favorita de dioses.

Quien haya visitado Roma y haya estado en las escalinatas de la Plaza de España, no podrá nunca dejar de comprender el sentimiento de una mujer como Karen Stone, que huyendo del mundo, va a terminar su búsqueda incansable entre las grietas de un antiguo ventanal, entre las sombras de los humanos que vagabundean debajo de ella, buscando una limosna....Bogarde sentado en la playa del Lido ve con claridad el horizonte y le indican el camino a seguir, Vivien asomada, con ganas de vivir, arroja las llaves, sin importarle las manos que las recogen, solo busca en su acción, una forma de atrapar la belleza de la felicidad perdida..en el gozo de la vida.

!Maravillosa secuencia!

!Resumen de cual será su futuro, pero escrito con pluma de sangre!

 

 

Se ha escrito mucho sobre este film, se llegó a decir que aceptó el papel de Karen por dinero, por volver a figurar en un reparto estelar, por complacer a Jack, por hacer feliz a su amigo Tennesse, por darle celos a Olivier.....se han dicho muchas cosas, pero según su biógrafo Alexander Walker, nunca necesitó dinero, nunca dejó de ser un nombre en el panorama artístico mundial, y una actriz de teatro reconocida, sino porque necesitaba dar vida a esa mujer buscadora de amor y de belleza, dejando que su amada Italia, a la que adoraba, al igual que a Francia, fuera marco ideal...Vivien era demasiado inteligente para no aprovechar este hermoso papel. y nos lo ofreció como ella solo supo hacer, de forma inolvidable.....

Un mes de Febrero del año 1972,  cuando yo bajaba las escalinatas de la Plaza de España de Roma, mis ojos ávidos se dirigían hacia el edificio, hacia la terraza desde donde Karen Stone se asomaba con ese miedo, con búsqueda y desesperación....Yo era joven y me sentí sumergido en aquel mundo sórdido de la ciudad eterna, siempre me ha parecido una ciudad extraña, bella, pero extraña. Aquel día, bajando por aquellas escalinatas, yo no aspiraba el olor del lugar, ni las calles de enfrente, con sus tiendas elegantes,  solo recordaba a mi amada Vivien, al hombre que entre la oscuridad esperaba ansioso la llamada......Sentí también miradas similares..... Roma está llena de ellas, y he llevado muchas, con el correspondiente morbo que ello puede proporcionar, pero en aquel momento no pensé, solo vivía en mí, la primavera de una señora eterna como el tiempo, en una nada que lo es todo.

 !Roma, Florencia, Venecia, Paris!...

Cuantos momentos dibujados en esta vida mía.....

Roman Spring of Mrs. Stone, nos muestra nuestro lado más bajo y sórdido, nos arroja a la cara que tan egoísta, mentiroso y desalmado puede llegar a ser el hombre. Pero también nos muestra la historia más antigua del mundo, la búsqueda del hombre hacia el amor, la belleza, la busca del ser humano hacia la felicidad....siempre la busqueda que se repite una y otra vez.

 

¿En lo personal, que me dejó el film?

 

!!Que la belleza y la felicidad no está en la edad, ni en el dinero, ni en el poder.... Está en el interior y lo maravilloso es darse cuenta.....La edad cronológica no siempre va de la mano con la edad espiritual... lejos las mentiras... los engaños, lo importante es encontrar la belleza dentro del gozo interior, sólo ella nos podrá proveer felicidad.

 

OS LA RECOMIENDO, SU VIGENCIA ES TOTALMENTE ACTUAL E INTERPRETACIONES COMO POR EJEMPLO LA DE VIVIEN LEIGH NO SE VEN AHORA.