ESCRIBIDME A MI FACEBOOK

 

 

cinemania55@gmail.com

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 N A T A L I E  W O O D

"Una desaparición extraña"

 

 

 

 

Natasha abrió los ojos bajo los focos de unos estudios de cine, soportando valientemente la brillantez férrea de su diabólico voltaje, sabiendo sonreír abiertamente, porque si para la mayoría la luz significa el comienzo o el ocaso del túnel final, para Natasha era el principio de una vida a través de un valle de colorido inigualable, con solo cuatro años, bajo la amenaza de un futuro teñido de luces y sombras.

Estoy refiriéndome a NATALIE WOOD, actriz influenciada por la leyenda que cayó sobre todos los que protagonizaron REBELDE SIN CAUSA y aunque a veces las leyendas son hipótesis, ésta cobra retazos de realidad, ya que tanto James Deán, Sal Mineo y Nick Adams, al igual que "Nuestra Natasha", fallecieron en circunstancias muy extrañas. Este film marcó su futuro profesional y privado a lo largo de su corta vida.

 

 Creo razonable detallar antes, los premios que NATALIE WOOD cosechó, para hacernos una idea del calibre de actriz que existía tras ese rostro trazado por los mismos ángeles y cuya sonrisa siempre me ha recordado "La Gioconda" de Leonardo Da Vinci.

Nominada mejor actriz por Esplendor en la Hierba

Nominada mejor actriz por Amores con un extraño

Nominada mejor actriz por Rebelde sin causa

Globo de oro a la actriz promesa

Globo de oro World Film Favorite

Globo de oro a la mejor actriz de serie de Tv por "De aquí a la eternidad"

Globo de oro mejor actriz musical por La Reina del Vodevil y La Rebelde.

 

 

Bastaría con Esplendor en la hierba y West Side Story para catalogarla dentro de los nombres mas importantes del cine, donde hace magistral y creíble ambas interpretaciones, dignas de elogio por todos los críticos del mundo y que fueron punto de partida a titulo personal de un declive que la llevó directamente hacia la nada, mientras se sumergía en el alcohol y las drogas.

Mucho se ha comentado de que Warren Beaty fué el causante de sus adicciones, pero esa leyenda, como muchas otras que la rodearon siempre, tienen un porcentaje a veces no fiable. Natalie al concluir Esplendor en la hierba en 1961, ya no era la misma persona y sus baños de alcohol fueron tan frecuentes que hasta el propio Warren la llamaba en la intimidad:

"Mi pequeña esponja"

Su relación con Warren la comenzó ya casada con Robert Wagner, continuándola hasta su divorcio en 1963, viviendo mas de cinco años sumida en el flujo artificial que le producía los estimulantes que tomaba. Fueron años de éxitos cinematográficos, pero también fué una época que ella misma definió con estas palabras en 1980:

"Era una pequeña mariposa de alas azules, atrapada en una tela de araña de la que no podía escapar...!Fué espantoso!"

Sus interpretaciones para el cine son ya clásicos de culto y mirándola en pantalla parece como si el maestro Leonardo no quisiera concluir una obra que le proporcionaba el mas exquisito de los placeres. La forma geométrica de sus ángulos faciales son tan perfectos que el pulso tiembla ante la posibilidad de plasmarlo en lienzo...... Creo, sin abusar de mi incondicional admiración hacia esta actriz, que poseía la boca, los dientes y la sonrisa mas bellos que yo he contemplado y nada, ni nadie me puede impedir que recuerde a esa niña vestida de blanco, en compañía de sus mas fieles amigas, en busca del amor perdido, en el magistral final de ESPLENDOR EN LA HIERBA, es viendo esta secuencia cuando uno se remonta al tiempo pasado, tira con fuerza la cuerda infernal del paso de los años y se deja envolver por unas simples líneas escritas por el poeta William Wordsworth, tan bellas como éstas:

Aunque mis ojos ya no puedan ver ese puro destello, que me deslumbraba.
Aunque ya nada pueda devolver la hora del esplendor en la hierba, de la
gloria en las flores, no hay que afligirse, porque la belleza siempre
subsiste en el recuerdo.

 

Marlon Bando en una de las muchas conversaciones que mantuve con él en 1973, se refirió sobre Natalie de una forma que llegó a conmoverme, me la describió como una mujer-niña, como un ser necesitado de afecto, de ternura. Me dijo que existía mucha similitud entre Natalie y Marilyn, las dos eran muy amigas suyas, aunque la relación con Norma venía de sus años del Actors y se había convertido en una especie de guardián, cuando le reclamaba, o le llamaba a altas horas de la madrugada. Pero con Natalie le unía una mutua admiración, a veces habían quedado para almorzar en los lugares mas insospechados, ante el miedo que ella sentía por verse descubierta, sobre todo por Wagner, al que temía realmente. Ya por entonces había nacido su hija y Natalie no paraba de hablarle de los proyectos que tenía para ella, de lo dulce que le resultaba subir a su habitación, cuando nadie la veía y pasarse las horas, hasta que amanecía contemplando la placidez de su hija. Brando intentó innumerables veces que abandonase el alcohol y las drogas, le aconsejó sobre las amistades que aparecían como fantasmas en su vida y a los que ella se aferraba con ansia, ante un hipotético pánico a quedarse sola. Natalie, no solo tenía pavor al mar, al agua, también temblaba ante la soledad y una forma de combatirla era con las drogas. Me contó que se vieron muchas veces y también hablaron por teléfono, pero un buen día desapareció se marchó con su familia a Londres y perdieron el contacto. La admiraba mucho como profesional, por su ductilidad, su constancia y ganas de superación. Marlon me dijo que de toda su filmografía, se quedaría siempre con el recuerdo grato que le produjo verla al lado de Redford en esa película no lo suficientemente valorada que fué "Esta propiedad está condenada", el papel de Alva, que Natalie Interpreta en el film tenía mucho rasgos de su Dennie en "Esplendor en la hierba" y para Brando el amor de la forma en que ella lo presenta en ambos films era la única en que el sentimiento llega a ser creíble. Sintió mucho su muerte y al igual que Marilyn, sabía que algo no muy claro rondaba ambas desapariciones.

 Natalie preparaba lo que dentro de ella le causaba un enorme reto y un interés considerable para todo actor o actriz que se precie;

El paso al teatro

Su debut era el día 12 de Febrero de 1982 en el Ahmanson Theatre de Los Ángeles con la obra "Anastasia". Cuentan que la preparación que llevaba desde hacia meses para este importante papel era auténticamente caótica, llevándole a situaciones de ansiedad, stress, insomnio y abuso constante de drogas para mantener despierta su mente, pero hay un dato importante que, muchos de sus biógrafos han omitido y es que Natalie Wood poseía un tesón y una sensibilidad poco común. Era constante y cuando se proponía realizar algo, nada y nadie podía interponerse en su camino. Estas cualidades las conservó a pesar del alcohol y las muchas sustancias que ingería. Basta con observarla, basta con estudiar su mirada para analizar todo un fascinante mundo de ambición, de amor, también de inteligencia y clase. Con solo 43 años nos dejó un mosaico de films que muchas actrices envidiarían y eso solo lo podía conseguir una mujer con sus cualidades, sus defectos, pero ante todo, con su fuerza y garra. Robert Redford dijo de su compañera en "Esta propiedad está condenada":

"Natalie no está hecha para vivir en este mundo, Natalie está hecha para crearlo"

Existe un dato importante, el director Elia Kazan desechó a Elizabeth Taylor para el papel femenino de Esplendor en la hierba, al ver las pruebas que se les realizó a la pareja Natalie-Warren. El maestro advirtió enseguida la enorme complicidad que manaba entre ellos plano tras plano, y a pesar de las presiones que Kazan recibió para aceptar a Liz Taylor, cuya popularidad entonces era mucho mayor que la de Natalie, vió a la misma Dennie a través de la actriz y su visión la plasmó como nadie en todo el film, siendo todavía en la actualidad, en pleno siglo XXI, una de las historias de amor mejor contadas y en donde el paso de los años brilla por su ausencia.

De su relación de Warren  es historia en el mundo de Hollywood, la prensa ya se encargó en su época de marcar con fuego el corazón de una joven actriz,  por el simple hecho de irse a vivir con su compañero de rodaje. Pero ese tipo de prensa, no profundizó en lo realmente dramático de aquella relación, porque lo diabólico de aquellos jóvenes actores era la adicción a la heroína. ¿Se la trasmitió Warren?, es de suponer, debido a la fama que ya arrastraba el actor y por las declaraciones de sus parejas, pero Natalie que fué su fiel compañera, amiga y amante, desde el momento en que se conocieron y hasta el final de sus días, fué una autentica victima de los estimulantes, de los cuales no podía prescindir. De todo esto último, la prensa sensacionalista de Hollywood no pudo hacerse eco, la política brutal de los estudios tenía mucho mas poder para ocultar cualquier desliz de sus estrellas, que la misma CIA. y entre sus mismos compañeros el eco crecía cada día mas. Si no era noticia de primera plana en prensa, sí que era caldo de cultivo para el mundillo en que respiraba con dificultad una bella muchacha llamada Natasha. La pequeña cortesana como la llamaban entre ellos solo deseaba ser feliz, amar y vivír con el hombre del cual se había enamorado... Esa fué la cruel realidad que envolvía la vida de Natalie y aunque después vinieron otros hombres y otros amores, siempre vivió marcada por su relación con Warren y aunque el actor siguió viviendo una vida digna del mismísimo Casanova, nunca dejaron de amarse, ni de estar en contacto. Estaba claro que aquella hierba había humedecido con sangre sus corazones, dotándoles de un esplendor que subsistió en el recuerdo de ambos.

Natalie nunca, absolutamente nunca dejó de amar a Warren Beatty, siempre en toda su vida estuvo presente el actor, y en los momentos mas críticos como fueron varias crisis, Warren siempre acudía a su lado. Partiendo de esa base fundamental para comprender el complejo interior de Natalie, se nos abren dos caminos: uno nos conduce a su dificultad en olvidar el amor perdido y el otro a dos matrimonios: uno con el productor teatral Richard Gregson y el otro  Wagner. En las dos relaciones, y frutos de ambas tiene dos hijos, pero su vida sigue siendo un duro camino y su carrera profesional recibe las consecuencias de ello. Divorciada de Gregson, vuelve a casarse con Wagner, se marcha a vivir a Londres, y es cruelmente castigada por los estudios al rechazar un papel en el film "El discípulo del diablo", al lado de Kirk Douglas, Burt Lancaster y Laurence Olivier, dejándola prácticamente apartada del cine durante algún tiempo.

La desaparición de la actriz el 21 de Noviembre de 1981 en aguas del Pacifico,  concretamente en Isla Catalina, donde el matrimonio poseía una mansión, es uno de los muchos enigmas relacionados con otra personalidad del cine que,  todavía al cabo de los años sigue siendo una incógnita, con unas connotaciones no muy claras o excesivamente evidentes para dejarlo como punto final a la vida de esta mujer. Yo no puedo conformarme con esto, puesto que tengo información de primera mano y mi intención es rendirle un homenaje a NATALIE WOOD en todas las dimensiones en que estos homenajes se deben realizar, marcando fuertemente los puntos sobre las ies, aunque algunos no deseen que mis escritos salgan a la luz. Pero la mentira no forma parte de mis muchos pecados capitales y quiero que al menos el alma de esta extraordinaria actriz descanse en paz.
 


Ninguno de los libros que se han publicado sobre Natalie Wood,  o las declaraciones de la policía, testigos y amistades,  han cubierto de verdad la ventana, por eso yo la voy a abrir de par en par con este articulo:

 

 

 

 " La verdad de lo ocurrido el 21 de Noviembre

 en

aguas de la Isla Catalina."

 


Estoy en posesión de los datos exactos minuto a minuto, los mismos que fueron desarrollándose hasta la triste aparición del cadáver de la actriz. Obviamente no voy a revelar mis fuentes de información, pero podéis estar convencidos que todo lo que vais a leer, son la mas absoluta verdad,  mi información procede de una sola persona, cercana al matrimonio Wagner, a la que yo, desde aquí, le envío mi agradecimiento, por su mutismo hasta ahora y su sinceridad conmigo. !! Gracias ....!!, Sobre todo por la memoria de Natalie Wood.


 
El matrimonio formado por Natalie Wood y Robert Wagner fué una de esa uniones que Hollywood planea como cuando realiza una producción cinematográfica. Su resultado en la intimidad, es de todos sabido: sonrisas fingidas, hijos, peleas, reconciliaciones y vuelta a empezar..... La realidad era totalmente distinta dentro de un matrimonio de famosos en Hollywood, lo verdaderamente cierto es que era una unión de intereses, donde nunca existió el amor y si lo hubo, fué tan efímero como real las mentiras que lo rodearon, en unión a las desviaciones sexuales de un actor mediocre.

 Mientras esta falsa unión con Wagner se hacia mas y mas grande y los estudios impedían a la actriz vivir su vida de una forma sencilla, obligándola a soportar a su esposo, un hombre que continuaba con su debilidad hacia los adolescentes que llegan a hollywood en busca de fama, a los cuales invita en repetidas ocasiones y en presencia de su esposa al yate "Esplendor", amarrado en Isla Catalina, cerca de la residencia de ambos. Ella se mantiene como realmente puede:  con idilios mas o menos duraderos y esperando siempre ese papel que le haga volver a su profesión.

Mientras rueda su última película "Brainstorm", es el actor Christopher Walken el que ocupa su corazón, el cual también era invitado habitual al yate Esplendor en orgías, que según testigos, eran un autentico carnaval de alcohol y drogas. Así fueron pasando los primeros días de un mes de Noviembre de 1981:

Natalie atormentada por el personaje que iba a estrenar a primeros de 1982 en el teatro

Robert con sus desapariciones durante largos días con amigos

Y ella intentando finalizar al mismo tiempo y como humanamente podía, su participación en el film "Brainstorm

Resulta difícil a veces comprender a las gentes del espectáculo, se nos van de las manos, y nos llueven datos, informaciones de todo tipo en consonancia con sus vidas..... Hay que pisar ese mundo, comprender su desdoblamiento de personalidad cuando crean un papel, las mil y una vidas que pasan por sus mentes cuando nos ofrecen una interpretación...... No pretendo, y nadie que lea mis trabajos sobre el mundo del cine y sus pobladores, debe  sacar conclusiones banales o gratuitas sobre ellos. Para mi siempre fueron, son y serán seres tocados de una magia especial, aunque a veces ésta tiene el amargo sabor de la destrucción.


Aquella noche del 21 de Noviembre y en "Esplendor" se organizó una fiesta para celebrar el próximo debut de Natalie Wood en el teatro. Según mis informaciones, había como unas treinta personas, el descontrol era diabólico, el alcohol y las drogas corrían como agua, y llegó un momento en que ésta se terminó. Natalie cogió el bote amarrado para ir hacia la mansión y traer mas heroína (su estado era lamentable). Entró, cogió la droga y volvió al yate, a pesar de su pánico al agua. Se dijo que llevaba puesto un camisón, cosa incierta, Natalie iba vestida normalmente para una fiesta, cubriendo sus hombros un chaquetón de plumas. Su vuelta hacia " Esplendor " debió ser la caminata mas larga de toda su vida, pues nunca llegó a él. Cuando estaba en la mansión buscando la heroína su estado era caótico, el alcohol unido a las demás sustancias, hacían que pareciera un cadáver ambulante (según mis informaciones). Lógicamente todo ello, unido al temblor causado por verse rodeada de agua, hizo que su cuerpo de tambalease y cayera al mar lentamente, mientras a poca distancia algunos de los invitados presenciaban el accidente, incapaces de hacer nada........ Entre ellos,  los actores: Cris Walken y Robert Wagner, y a su lado el capitán del yate, Dennis Davern......

Cada uno puede sacar sus propias conclusiones

 Finalmente, una hora después, el servicio de guardacostas y un helicóptero de la oficina del scheriff inician una búsqueda que desemboca en la aparición del cuerpo de la actriz a 400 metros del yate, flotando, sin vida, con el chaquetón puesto. El informe forense y los análisis practicados mostraron en la sangre un 1,4% de alcohol, cuando el 0,8% es el nivel de estado de embriaguez. El capitán del yate Esplendor, Dennis Davern confesó en 1992 que, cuando Natalie cayó al mar, en cubierta estaban Wagner, Walken y él, pero era tal el estado de embriaguez que les envolvía que, no pudieron hacer nada. El panorama debió ser francamente aterrador para una mujer sensible, enferma y drogada.....

Ver cerca las luces del yate

Las figuras en cubierta y sus gritos amortiguándose mientras se hundía...

Robert Wagner nunca habló de lo ocurrido aquella noche, ni en años posteriores cuando los periodistas seguían preguntándole por lo sucedido, ni en tv, ni tan siquiera a sus amigos mas íntimos. Solo y desgraciadamente consta, que debido a no saber nadar la actriz Natalie Wood se cayó al mar tropezando con algo y lentamente se ahogó.


Mas de 20 años después, el misterio de su tragedia permanece como obra irregular, caso archivado, como otro de los muchos misterios que guarda celosamente Hollywood. Siempre tendré en la mente que cuando casos como éste suceden, la investigación debe llegar hasta el final, pese a quien pese, y caiga quien caiga. Eso para mi es la justicia, y es lamentable que todavía esos casos estén archivados, amarilleando unos testimonios que deberían salir nuevamente a la luz, no ya solo por el bien de la  verdad misma,  sino por dejar claro como una mujer pudo ser salvada de morir, y se la abandonó a su suerte,  sola, drogada, perdida y a merced de lo que mas pánico le proporcionaba "el agua", colocando a su muerte la interrogación de suicidio, siendo la realidad bajo todo punto de vista, totalmente  distinta.

Natalie Wood fué una mujer injustamente tratada, dueña de un desamor bestial y una espléndida actriz... que se hizo sola, desde su mas tierna infancia, legándonos 40 años de carrera,  con interpretaciones que siempre navegarán en el recuerdo de todos, como el resto de estos seres mágicos que poblaron y pueblan la pantalla, solo con la diferencia que ella vió cerca como nada le devolvía el esplendor de la hierba y la gloria de la flores, ya que sus ojos no captaron semejante destello.


Debo puntualizar que  he recibido  mails con amenazas para que retire este articulo sobre Natalie Wood, pero quiero dejar bien claro que, todo lo que está referenciado en este texto siempre permanecerá.

 

AL FIN SE HACE JUSTICIA

 

Natalie Wood: ¿accidente o asesinato?

30 años después de la muerte de la protagonista de 'West Side Story', el 'sheriff' del Condado de Los Ángeles reabre la investigación: un testigo afirma que Robert Wagner, viudo de la actriz, impidió que esta recibiese ayuda tras caer al agua.

 

NOVIEMBRE-2011

natalie wood accidente o asesinato?



Vuelvo a tirar con fuerza de la cuerda del paso de los años y me dejo envolver por William Wordsworth...

Sé que a Natalie le encantaría.

 

" Aunque mis ojos ya no puedan ver ese puro destello, que me deslumbraba.
Aunque ya nada pueda devolver la hora del esplendor en la hierba de la
gloria en las flores, no hay que afligirse, porque la belleza siempre
subsiste en el recuerdo ".