VISITAS
 

 

 
 
 
 
 
 
 
 

 

NO PODRÉ OLVIDARTE...

 

  

"Las ideas mueven el mundo sólo si antes se transformaron en sentimientos"

ELIZABETH TAYLOR

 

 

 

 

 

 

En mi espacio Web existen dos artículos sobre Elizabeth Taylor que os recomiendo:

 

http://cinemania.webcindario.com/losburton.html

http://cineclasico2.webcindario.com/liz.html

 

Es una de mis musas, una actriz que entró en mi vida por su belleza, sus ojos y sobre todo por sus películas, films que hicieron afianzar fuertemente mi pasión desenfrenada por el cine, aquella pasión lejana que mi padre mi inculcó en mis años jóvenes y que recuerdo como si fuera hoy. Vuelven una y otra vez a mi, me convierten en otra persona, me hacen feliz esos días negros que nublan la mente y os aseguro que ella, junto con otras actrices, hacen que me sienta el hombre mas completo y feliz del mundo. No podía dejar pasar este trance duro de su fallecimiento, sin dejar constancia de ello en mi CINEPARAISO, aunque sea la tercera vez que escribo sobre ella. No me sentía tranquilo sin hacerlo y seguir caminando, porque Liz es parte de mis fantasías de cinéfilo, por ello, y por el valioso legado que nos ha dejado, creo necesario este homenaje a la:

ULTIMA REINA DEL CINE

 

 

No recuerdo donde estaba, ni como me llegó, pero la noticia saltó sobre mí como un latigazo... me sentí perdido. Presentía que no tardaría mucho en anunciarse la triste noticia, pues su estado era preocupante, pero hacía muchos, muchos años que la muerte de un personaje, concretamente del medio cinematográfico no había entrado dentro de mi ser, trastocando esos conductos latentes donde vagan los sentimientos. Era como si me arrancaran algo y en el fondo lo era, fué como si el suelo se tambalease, una presión en el pecho, un trágico baile de mariposas en mi estomago....No me he repuesto todavía, ni creo que vaya a ser fácil, pues aún recuerdo como si fuera hoy el día que murió Marilyn. No me acuerdo de olvidar a esos seres que formaron durante muchos años, los pasajes mas hermosos y constructivos de mi existencia, como esas películas que se adueñaron de mi pensamiento y las que veo cuando tengo oportunidad. No me acuerdo de olvidar, porque el olvido no existe en mi vocabulario, deseché esa triste palabra y gracias a eso, hay momentos en que me rodean personas y acontecimientos que me hicieron sentirme vivo...No me acuerdo de olvidar, porque no recuerdo que exista el olvido en personas que te hicieron ver que existe la magia. Para mi, y para los que me conocen íntimamente saben lo que significa el cine en mi vida, lo es todo y esto solo lo pueden comprender los cinéfilos, los amantes del celuloide, los que lo estudian, los que escriben sobre él o los eruditos en la materia. Por eso en estos momentos, no recuerdo donde estaba, ni como me llegó la noticia. Mi CINEPARAISO se ha quedado huérfano y los latidos de mi corazón me devuelven sonidos, sobre todo cuando contemplo la belleza de sus ojos violeta o veo sus películas, es como bañarme desnudo escuchando la Marcha Fúnebre de Frederic Chopin y soñar que ella está conmigo. No me acuerdo de olvidarte querida Elizabeth Taylor, porque como bien sabes, el olvido no forma parte de la banda sonora de mi vida.

Se ha escrito en estos días cientos de artículos, mucho sentimiento acumulado en letras escritas por periodistas, escritores, actores...Pero todo ello no podrá hacer que regreses, porque al lugar donde fuiste, nadie vuelve jamás, pero yo sé que estás entre nosotros, que el color de tus ojos sigue brillando, que la perfección de tu rostro es como un soplo de vida, de armonía y no puedo pensar en otra cosa que no sea así, porque tú querida Elizabeth nos ha dado tanto, que ni en mil años los que algún día iremos contigo, podremos pagar los momentos que nos hiciste pasar. Eres mil y una mujer a la vez, eres el mismo cine, sin tí no sería el mismo, y su historia de narraría de manera totalmente opuesta. Sois seres que pertenecéis a una galaxia especial, necesaria y amada, vuestros personajes, vuestra vida y los caminos por donde pasasteis son ahora sendas veneradas y especialmente en la tuya crecerán hermosas flores, sean cual sean su color, porque tú en vida te preocupaste mucho de dar sin recibir, de ayudar, de ofrecer esperanza a personas condenadas a desaparecer. Tú plantaste el mas bello rosal y solo pido a los dioses que de él salgan las mas exquisitas rosas, sería la prueba de que tu labor no se lo llevó el viento, como tampoco lo será el olvido hacia tu nombre Elizabeth, porque nunca me acordaré de olvidarte. 

Es inevitable que, cuando uno es amante del cine, deje otros temas, y dedique un espacio a recordar a Elizabeth Taylor, en estos días en que ha muerto. No concibo otro tema para mi espacio Web que, rendirle mi personal homenaje a una mujer que me proporcionó los momentos mas gratos como amante del cine. Me siento muy afectado por su pérdida, pero al mismo tiempo necesito volver a escribir sobre ella.

 

 

Liz, nacida en Londres, tuvo momentos gloriosos para sí misma y para la historia. Varias son las características de la actriz que merecen ser destacadas. Permitidme que lo haga:

Fue una mujer de una belleza perfecta, tremendamente bella.. Los mejores ojos de Hollywood siempre han pertenecido a actrices nacidas en el Reino Unido: Vivien Leigh, Jean Simmons y Liz Taylor. Yo me confieso uno de los mayores admiradores de Vivien Leigh. Pero también he de reconocer que la perfección de los rasgos de la Taylor podría haberse quedado en nada sino hubiese tenido esa mirada y que conservó hasta el final de sus días. Recordad que dos de las miradas más atractivas del cine: Paúl Newman y Liz se reunieron para nuestro gozo en The Cat on a Hot Tin Roof. Y a propósito de La gata… viene el segundo hecho destacable de la actriz. Y es que por temperamento y actitud estaba sobresalientemente dotada para el personaje. Lo cual puso sobradamente de manifiesto su participación en otras adaptaciones de Tennessee Williams. Pero la que podríamos considerar su cima como actriz, fué en Who’s Affraid of Virginia Woolf?, esplendido, barroco y asfixiante film donde tanto Liz como Burton demostraron que eres eunucos dorados, reyes absolutos de la pantalla, desplegando una imagen poco habitual en ella, su físico no era agradable, su forma de expresarse menos, y la brutalidad poética del matrimonio, resumía como un calco lo que ambos vivian en su vida privada. Elizabeth ganó 2 oscars y durante su carrera estuvo nominada cinco veces a los premios de la academia de Hollywood. Era una profesional nada convencional, que al igual que Marilyn, ocasionaba retrasos en el rodaje, complicaciones de última hora y ausencias injustificadas, pero casi todos los directores que trabajaron con ella, preferían que obrara así, ya que los resultados en pantalla eran perfectos.

Fue una mujer de carácter y de pasiones. Pasiones que quizá acortaron un poco el período de esplendor como actriz, ya que quizá su aspecto físico envejeció demasiado rápidamente. Pero no nos olvidemos que en el universo, las estrellas más grandes, son las que arden con más esplendor y más rápidamente se consumen. Vivió una larga decadencia, y acabó destinando su vida en ayudar a los demás. Pero siempre será recordada con amor, con enorme gratitud por haber dado categoría a los Films, por dejarnos embrujar por el color de sus ojos violeta. Su recuerdo por todo esto le ha servido para que su fallecimiento, arrancase frases de otros actores dignas de ser mencionadas cientos de veces y como broche final por su muerte y en su honor se quedó en tinieblas durante mas de una hora todo Broadway. Repasar ahora sus películas sería banal. Por favor, visionarlas de nuevo... Es el mejor homenaje que podemos ofrecerle. Su fatigado corazón dejó de latir un 23 de marzo del 2011, pero seguirá presente para todos los auténticos aficionados al cine, mientras se puedan ver sus Films.

La vida fue generosa y dura con Elizabeth, pero ella le devolvió favores y dolor a partes iguales. Durante 79 años, vivió y sufrió con una intensidad de película. Amó apasionada y escandalosamente. Conquistó la fama y la puso a trabajar, convirtiéndose en 1985 en pionera de la lucha contra el sida. Libró públicamente batallas como las de sus adicciones y sobrepeso. Y hasta cuatro veces miró de frente a la muerte, pero sus ojos violetas debieron derretir a la negra dama. Nunca quiso ser un símbolo sexual. Es más, llegó a decir que prefería ser símbolo de "una mujer que comete errores amando". Y vaya si amó, ocho veces hizo el viaje al altar y llegó a ser considerada como la mujer que todo hombre deseaba como madre de sus hijos..Fue también consorte de un político, John Warner, junto al que se convirtió en "la persona más solitaria del mundo" y se sumió en una depresión. Y fue en una de sus visitas a la clínica de Betty Ford donde conoció a su último esposo, el obrero Larry Fortensky, con el que se casó en Neverland, el rancho de su gran amigo Michael Jackson. Liz pasó al menos 70 episodios de enfermedades, lesiones y accidentes. Seis semanas antes de ganar su primer Oscar se le practicó en su Londres natal una traqueotomía. En 1997 se le extirpó un tumor cerebral benigno. Y en el 2004 reconoció los problemas de corazón.

Todo me ha sido dado: la belleza, la fama, la riqueza, honores, el amor...  He pagado por ello con desastres, soy un ejemplo viviente de lo que la gente puede pasar y sobrevivir. No me parezco a nadie. Soy yo".

 

 

El mes de Marzo ha traído la muerte de Elizabeth Taylor. Era la crónica de una muerte anunciada. Tanto que incluso algún periódico tenía escrito y listo su obituario desde hacía años, hasta el extremo de que el periodista que lo preparó murió hace años, precediendo a Liz en el tránsito hacia el otro lugar. La muerte le llegó a Liz ya casi octogenaria, declinante un fulgor que ya no ha deslumbrado a las últimas generaciones con sus imágenes en movimiento. pero, como suelo decir siempre, nos quedarán sus películas, por las que a menudo pasa menos el tiempo que por las personas, el milagro del celuloide, como yo denomino a este fenómeno físico-químico, a no ser que le acerquemos un encendedor. Hollywood la fué apartando lentamente a finales de los años 70, cuando apenas  había alcanzado la cuarentena, y ella contraatacó pasándose a la competencia, es decir, al teatro, con notable éxito de critica y publico. También es Dama del Imperio Británico, fue tan generosa con los que sufren como en el amor, donde sucumbió a ocho matrimonios y pasiones volcánicas, de gata en celo sobre tejados de cinc muy calientes. Última gran estrella en sentido estricto, de cuando una estrella era una especie de bello e inalcanzable monstruo sagrado que mana glamour y caprichos a partes iguales, con ella se entierra, una cierta parte de Hollywood,  fábrica de sueños poblada por más luminarias que el propio firmamento, como rezaba la propaganda de la Metro en sus buenos tiempos. La sobrevive, de momento, la eximia Lauren Bacall, bastante más veterana, pero Lauren nunca fue una diosa, ni utilizó esa esencia tayloresca o lanaturneriana hecha de excesos y prohibiciones eróticas, sino camaradería pura y dura, como compañera de fatigas y almohadones del insufrible Bogart. Liz, en cambio, estaba predestinada a interpretar a CLEOPATRA, la Reina del Nilo de manera antológica, con la que el Egipto faraónico ofreció su penúltimo saludo antes de que otros imperios más poderosos le fueran bajando lenta, pero progresivamente el telón. Aunque yo, personalmente,  me quedaría con su inolvidable rostro en los últimos planos de UN LUGAR EN EL SOL, adolescente rica y hermosísima por la que Monty Clift, íntimo amigo suyo, pierde tanto la vida como el alma. O con aquella otra chica de buena familia a la que Rock Hudson lleva de luna de miel a Texas en su vagón privado, para hacerla señora de su rancho, en la épica GIGANTE, a éste es un film en el que tengo un especial cariño y me recuerda a mi padre, rodándola encontró con otro buen amigo, James Dean, a punto de convertirse en otro cadáver en una carretera californiana. Se me iban los ojos al contemplar tanta belleza, y sigue siendo mi clave para un tiempo sombrío como el que vivimos: sobredosis de belleza como antídoto para espantar las muchas sombras que nos amenazan en este surrealista mundo.

-"Ayúdenme a cambiar el mundo", dijo Elizabeth Taylor al recibir el premio Príncipe de Asturias de la Concordia por su contribución a la lucha contra el sida ante un auditorio aún emocionado por haberla visto acceder al Teatro Campoamor del brazo de otro icono del siglo XX, el sudafricano Nelson Mandela, acudió a Oviedo a finales de octubre de 1992 para recibir el galardón concedido a la Fundación Americana para la Investigación del Sida (AMFAR), que presidía por su combate contra los "perniciosos efectos" de la enfermedad sobre la cohesión y la tolerancia sociales. La protagonista de CLEOPATRA,  viajó a España para recoger el premio y, tras ser recibida en Madrid por los Reyes, se desplazó a Oviedo en medio de una gran expectación, aquejada de un catarro, huyendo de los fotógrafos y acompañada siempre por su inseparable caniche "Sugar". Vestida con una capa negra y con un espectacular lazo rojo de pedrería y dos reproducciones de la Cruz de la Victoria, símbolo de Asturias, que le fueron regaladas a su llegada a Oviedo, Taylor tomó la palabra para pronunciar un enérgico alegato a favor de las víctimas de la enfermedad y sobre la necesidad de tomar medidas preventivas para evitar la propagación. La actriz agradeció "la más alta recompensa" que aseguró haber recibido por el trabajo de AMFAR, una fundación en la que colaboran también Warren Beatty, Barbara Streisand o Woody Allen, y reclamó una cooperación internacional de la habida hasta entonces contra la plaga del siglo XX.

"Si no se cambia pronto esta tendencia, el futuro del mundo se volverá oscuro y todos tendremos las manos manchadas de sangre",- dijo Liz en su discurso-

Taylor pronunció esto en una ceremonia presidida por el Príncipe de Asturias, el cual apeló en su discurso que el galardón a AMFAR sirviera para abrir la esperanza "entre quienes padecen la enfermedad" y como homenaje a quienes luchaban por vencerla, diciendo:.

"Es hermoso ver cómo una mujer, Elizabeth Taylor, en la cumbre de su éxito profesional, transforma su vida en sacrificio y en continuada dedicación para llevar sus nobles ideales a todos los rincones del la Tierra",

Durante su estancia de poco más de 24 horas en Oviedo, Taylor tuvo tiempo también durante una multitudinaria conferencia de prensa de mostrar su apoyo al entonces candidato demócrata a la Presidencia de Estados Unidos, Bill Clinton, por sus propuestas de lucha contra el sida, sin ahorrar críticas feroces a la actuación en esta materia del entonces presidente George Bush.

"Por favor, ayúdenme ahora a cambiar el mundo, a proteger a los enfermos y a salvaguardar a los sanos, a acelerar la investigación y la educación en todos los países. Que cada uno encuentre en sí mismo la capacidad de decir: 'Sí, haremos todo lo necesario'",

Y ella, con sus preciosos ojos violeta, hermosa como una diosa y ante 1.500 espectadores ataviados en su inmensa mayoría con lazos rojos, símbolo de la lucha contra el sida, advirtieron que estaban ante una gran mujer y una luchadora nata.

 Liz ha sido, es y será como ese rayo de luz, que se convierte en mil colores cuando su luz se reflejaba en la pantalla. Era hermosa como Afrodita y poseía el encanto de las ninfas del mismo Valle de las Hadas. No le hacía falta una enorme estatura, y poseer un cuerpo modelado, o tener las manos mas sugerentes de otras actrices, no le hacia falta porque era Elizabeth Taylor, y solo nombrarla se me conmueve el cuerpo, se me humedecen los ojos y mis manos teclean veloces sobre mi ordenador dando forma a este homenaje, a los ojos mas bellos del cine, con permiso de mi amada Vivien Leigh, la extravagancia perfecta de Greta Garbo o el magnetismo delirante de una eterna Marlene Dietrich. Son ninfas vagabundeando por los párrafos de "El sueño de una noche de verano" con aroma de perfume francés. Liz dió al cine glamour, personajes inolvidables, secuencias míticas y algunos de sus Films son piezas de culto, en donde nos aferramos los cinéfilos para seguir considerándola "La última reina de Hollywood", cuyo reinado nunca tendrá fin, porque como dije en un principio:

-"Nunca podré acordarme de olvidarla", era demasiado hermosa para los ojos del ser humano y hacerlo sería una injusticia"-

 

 

  

 

Su última entrevista formal concedida fue el 9 de febrero de 2011 a Kim Kardashian, que ante la repentina noticia de su fallecimiento, manifestó: "Estoy muy triste por el fallecimiento de Elizabeth Taylor. Siempre será mi ídolo”. y fué publicada por la revista Harper’s Bazaar en su edición de Marzo-2011. Durante el breve diálogo, si bien el cuestionario de Kardashian se mostró un tanto frívolo, la actriz cuyos ojos conquistaron al mundo, dejó traslucir su lado más humano y seguramente el menos difundido por la prensa:

 
"Eres mi ídolo. Pero me faltan seis maridos y algunas grandes joyas para estar a tu altura. ¿Qué debo hacer?-"


"Nunca pensé en comprarme un montón de joyas o de tener muchos maridos. Para mi, la vida ha sucedido como para cualquier otra persona. He sido enormemente afortunada y he conocido el amor verdadero. Nunca he estado más viva que cuando he visto a mi hijo disfrutar de algo, nunca me he sentido más viva que cuando he visto a un gran artista actuar y nunca me he sentido más rica que cuando he donado un buen cheque para luchar contra el SIDA. Sigue a tu pasión y sigue a tu corazón. Las cosas que necesites ya vendrán..."

 
"Para este reportaje nos hemos inspirado en ‘Cleopatra’. ¿Cuál es tu consejo para ser una reina?-"


"Nunca he querido ser una reina, Cleopatra fue un papel y yo soy una actriz. Fue muy divertido interpretarlo, vestir aquella ropa, sentirme protegida, mimada y poder dar todo de mi hacia el fantástico personaje, pero no es real. La verdadera Cleopatra tuvo una vida increíblemente complicada y se tuvo que conformar para vivir los años que vivió. Para mi, lo más interesante de ella era su pasión. Las cosas importantes para mi, como madre, mujer de negocios y activista son las que nacen a raíz de una gran pasión.-"

 
"Soy una gran fan tuya, como habrás podido comprobar. Tú tienes la colección de joyas más icónica del mundo. De tus tres diamantes más famosos: el Mike Todd de 29,4 kilates, el Krupp de 33.19 kilates y el Burton de 69,42 kilates, ¿cuál es el que más significado tiene para ti? ¿El tamaño importa?-"


"El Krupp es una piedra extraordinaria. Tiene vida cuando brilla. El tamaño de la piedras importa, pero también la emoción que hay detrás de ellas."

 
"Has actuado en algunas películas con hombres de ensueño: Rock Hudson, Montgomery Clift, Marlon Brando, James Dean, Paúl Newman, Michael Caine y Warren Beatty. ¿Con cuál más te hubiera gustado trabajar?-"


"Amo a Johnny Depp y a Colin Farrell, los dos son brillantes.-"

 
"¿Crees que si Richard Burton estuviera vivo te hubieras casado con él?-"


"Fue inevitable que nos hubiéramos casado otra vez, pero tristemente es algo que no tiene discusión posible ahora mismo-"

 
"Siempre has estado adelantada a tu tiempo y ahora estás en Twitter. ¿Qué te gusta de la red social?-"

 

"Me gusta la conexión con mis fans y con la gente que me apoya. Me encanta la idea de tener respuesta de forma inmediata. Pero a veces sé que sabemos demasiado sobre nuestros ídolos y eso le quita gracia al sueño. Así que me gustan todas sus funciones siempre que se usen con cuidado.-"

 

-"¿Sientes que podías haber interpretado mas papeles en el cine?-" 

 

"Me propusieron dar vida a Norma Desmond, en un musical que preparaban para el cine, basado en Sunset Boulevard de Wilder. La idea me fascinaba y hasta me hicieron pruebas, pero a los pocos meses tuve que ser operada de un tumor en la cabeza y todo se desmoronó, era el único papel a mi edad en donde yo podía haber demostrado que ficción y realidad se unen. Me sentí triste, además la música de Andrew Lloyd Webber es apasionante. Ese hubiera sido un buen broche final a mi carrera-"

 

"Dime Elizabeth, ¿Te sientes satisfecha con tu contribución al cine?-"

 

"Con solo una película ya lo estaría y la hice: UN LUGAR EN EL SOL, la tengo gran cariño, hay mucho de mi en ella-"

 

 

 


 

Para la comunidad internacional gay, Elizabeth no fue solamente un icono; ella fue, para algunos, una especie de salvavidas, habiendo fundado dos organizaciones para la lucha contra el SIDA y habiendo prestado apoyo público a favor de la igualdad. Estos esfuerzos le ayudaron a conseguir un tercer premio Oscar por su labor humanitaria, aparte naturalmente de los dos galardones que consiguió por:  Butterfield 8 y Who’s Afraid of Virginia Wolf. Los líderes y organizaciones LGBT se unieron al resto de los admiradores de la actriz en todo el mundo para decirle adiós después de su muerte:.

-“Nos encontramos profundamente entristecidos por la muerte de Elizabeth Taylor,-- declaró Joe Solmonese, líder de la organización Human Rights Campaign.-- La Sra. Taylor fue una verdadera aliada de la comunidad LGBT. Durante la década de loa ochenta, ella fue una de las primeras figuras públicas en hablar acerca de la crisis del SIDA mientras muchos otros se mantuvieron en silencio y también ayudó a recaudar miles de dólares para la lucha contra la enfermedad. En el National Minority AIDS Council estamos devastados por la muerte de Elizabeth Taylor, eterna luchadora contra el SIDA y por los derechos de nuestra comunidad. Desde la perspectiva de la epidemia, la Sra. Taylor fue una de las primeras activistas en trabajar para la acción de lucha contra el HIV/SIDA. Ya en 1984, organizó y fue anfitriona del primer evento de recaudación de fondos del AIDS Project Los Angeles. Conmovida por la noticia de que su amigo Rock Hudson, estaba muriendo a causa de la enfermedad, la Sra. Taylor fundó la American Foundation for AIDS Research en el año 1985 y al año siguiente, testificó ante el Congreso acerca de la necesidad de incrementar los fondos federales para luchar contra la enfermedad. En 1991, la Sra. Taylor había establecido su propia organización de caridad, la Elizabeth Taylor AIDS Foundation, la cual ha recaudado millones de dólares para proveer servicios, medicamentos, apoyo y educación para la prevención alrededor del mundo.A pesar de que su salud se estaba deteriorando durante los últimos años, la Sra. Taylor continuó comprometida con la lucha contra el HIV/SIDA, sirviendo como inspiración para todos aquellos que vivimos y luchamos contra la enfermedad. Ella fue un ejemplo de compasión y de compromiso y nuestra comunidad extrañará profundamente su luz"-.

Jarrett Barrios de la Alianza Gay y Lésbica Contra la Difamación (GLAAD) se refirió así sobre Elizabeth Taylor:

-"Una aliada extraordinaria que “la GLAAD la honró con el premio Vanguard Award en los 11° GLAAD Media Awards del año 2000 por su trabajo para incrementar la visibilidad y la aceptación de la comunidad LGBT. En el día de hoy, la comunidad LGBT ha perdido a una aliada extraordinaria en el movimiento por la igualdad. En una época donde tantas personas que vivían con HIV/SIDA eran invisibles, la Sra. Taylor sin temor alguno alzó la voz para hablar en su nombre acerca de la injusticia. Elizabeth fue un ícono no solamente para Hollywood, sino también para la comunidad LGBT, con la cual trabajó para asegurarse de que todo el mundo fuese tratado con el respeto y la dignidad que merecen”-.

La American Foundation for AIDS Research (amfAR) publicó un comunicado acerca del fallecimiento de Taylor, además de un video tributo en su página web.

-“El consejo de administración y el staff de amfAR se encuentra de luto por la pérdida de nuestra querida miembro fundadora, Elizabeth Taylor. Elizabeth fue sin lugar a dudas, una de las figures inspiradoras de la lucha contra el SIDA. Ella fue la primera en hablar en nombre de las personas viviendo con HIV cuando otros reaccionaron con miedo y en algunos casos, con abierta hostilidad”-

Además de millones de fans por todo el mundo, Elizabeth tenía grandes amigos en Hollywood, que se han apresurado a lamentar su  muerte, como los cientos de medios de prensa, programas en todas las televisiones del mundo... Pero lo que seguro a ella mas felicidad le daría era comprobar que entre su mundo, sus compañeros y amigos el recuerdo que les queda es digno de mencionar aquí, en este mi articulo, donde mas significado tiene su encabezamiento:

 

 "NO ME ACUERDO DE OLVIDARTE".

 

 

 

Barbra Streisand, ha asegurado que:

- "Es el fin de una era. No sólo porque fuera una gran estrella. Sino por su humanitarismo. Puso una cara a la lucha contra el SIDA. Fue muy generosa"-

 

Mike Nichols, quien la dirigió en 1966 en ¿Quién teme a Virginia Woolf?, dijo:

- "Su generosidad. Su enorme sonrisa. Su vitalidad. Ella es única e indeleble en el cine de nuestros corazones"

 

Elton John, amigo y compañero activista contra el SIDA:

- "Hemos perdido a un gigante de Hollywood, y lo que es más importante, hemos perdido un increíble ser humano".

 

El actor Michael Caine ha añadido:

-“Estoy tan triste al conocer la muerte de esta hermosa amiga., que no puedo dejar de pensar en ella, era sin duda una excelente persona”-

 

Michael Winner, ha añadido:

-"Elizabeth Taylor era la última de las las grandes estrellas con glamour. Su vida ha sido el más largo folletín de la historia. Era la encarnación del encanto y de la tragedia que atrae a la gente hacia Hollywood”-

 

El cantante George Michael ha recordado el apoyo de la actriz, que lanzó su propia fundación contra el SIDA, aportando así la lucha contra este virus:

- “Hizo mucho durante estos últimos 25 años para ayudar al mundo a encarar la epidemia. Estoy orgulloso de haberla conocido, aunque sólo fuera un poco. Son unos días tristes. Elizabeth Taylor era la última de las grandes estrellas de Hollywood y una mujer fantástica y llena de encanto. Es la única persona que he conocido que tuviera los ojos auténticamente violetas y tan hermosos”.-

 

Martín Landau, que fué compañero en el film Cleopatra junto a ella:

 "Es una pérdida terrible. Un talento único y una persona singularmente espectacular. "

 

Tito Jackson, hermano de  Michael Jackson:

- "Elizabeth Taylor era una persona impactante en esta industria y en la sociedad. Yo admiro especialmente sus esfuerzos de caridad;  en particular su lucha contra el SIDA. Lo más memorable es su firme lealtad y la amistad inquebrantable con mi difunto hermano Michael Jackson. Liz proporcionó muchas sensaciones de alivio y consuelo a mi hermano en muchos momentos difíciles en su vida, y lo agradezco. "-

 

El senador Chris Dodd, presidente de la Asociación Cinematográfica de Estados Unidos:

- "Estamos profundamente entristecidos por la pérdida de Elizabeth Taylor. Su contribución artística a la industria del cine es inconmensurable. En una carrera de más de 70 años y 50 películas, su talento ha soportado la prueba del tiempo. Ella realmente era un icono americano, cuyo legado va mucho más allá de sus habilidades como actriz, sobre todo en sus esfuerzos para liderar la batalla contra el SIDA. Nuestros pensamientos están con su familia y sus muchos amigos y admiradores durante estos momentos difíciles".-

 

Barry Manilow, amigo de la actriz:

- "Elizabeth fue un gran ser humano. Lo que yo siempre voy a recordar de Elizabeth es su risa. Estoy muy contento de haberla conocido. Hoy es un día muy triste para mí. "

 

 

No voy a ocultar ahora las irregularidades que Liz ha producido a lo largo de su vida, uno se pregunta: ¿era necesario? ¿que pretendía con ello?, creo que Liz era así, no podía cambiar, dejaría de ser ella y todos la preferimos como nos ha sido retratada, la admiramos por ello, la veneramos, la recordaremos siempre, aunque reconozco que hizo cosas que aunque su publico se las perdonaba, iban cosida con hilo de diva en su piel. Referente a este comentario me viene a la mente cuando estuvo en el Festival de Cine de San Sebastian:

Uno de los momentos míticos de toda la historia del Festival de Cine de San Sebastián, fué cuando Elizabeth Taylor hizo esperar hora y cuarto a los fotógrafos y el público, fué recibida con insultos y abucheos por los que esperaban en la calle, pero salió milagrosamente del teatro Victoria Eugenia como una auténtica diva, y adorada por todos gracias a su saber estar. En los años 70, Elizabeth Taylor no estaba haciendo sus mejores películas, pero su estrella seguía intacta. Vino a San Sebastián en la edición de 1973 a presentar la película 'Una hora en la noche', de Brian G. Hutton, pero sin embargo el paso de Liz Taylor por el Teatro levantó tal expectación que provocó fuera escrita en la historia del festival y de la misma ciudad de San Sebastian. Como se cuenta en el libro del 40 aniversario del Festival de Cine de San Sebastián, Elizabeth Taylor llegó en un avión particular al aeropuerto de Fuenterrabia, y fue recibida con orquídeas y un Rolls Royce por Dino Restivo, entonces relaciones públicas del Festival, y tenía a Elizabeth Taylor entre sus más queridos recuerdos. La recibió en el aeropuerto y le acompañó al hotel María Cristina, donde ya esperaban numerosos fans. Lo que no estaban eran las maletas. La actriz llegó vestida informalmente, con una camisa y una gorra, y una vez instalada en el hotel comenzaron los problemas, porque sus maletas seguían sin aparecer. El inefable Luis Gasca, entonces secretario general del Festival de Cine de San Sebastián, relataba que la actriz «no estaba en su mejor momento, estaba tristona», porque meses antes había roto su primer y sonado matrimonio con Richard Burton. «Ella, que siempre estaba con alguien, estaba sola en aquel momento». La recordó así:

-«Era una mujer maravillosa, te podía pedir lo que quisiera que tú se lo dabas. Tenía una mirada, unos ojos... era maravillosa».

La actriz no concedía ruedas de prensa ni entrevistas en San Sebastián, la única aparición pública iba a ser en la proyección en el Victoria Eugenia de 'Una hora en la noche'. Y más de una hora después, la actriz seguía sin aparecer. El director del festival, Miguel Echarri, dio orden de que comenzara la proyección, mientras las maletas llegaban en el último momento al hotel, y Elizabeth Taylor se vistió con un sari, tras pedir un espejo de tres cuerpos para maquillarse. Fué recibida con abucheos por el público, pero Liz no paraba de sonreír. Cuenta Gasca que la actriz le dijo:

-«No saben que entiendo español. Richard y yo tenemos casa en Cuernavaca y comprendo perfectamente lo que me gritan, pero lo que quedará para la posteridad será siempre mi sonrisa».- Y así fue-

Tras la proyección, Elizabeth salió al escenario del teatro y Dino Restivo, que se vanagloriaba de haber estado con ella 14 de las 18 horas que la actriz pasó en San Sebastián, le entregó un ramo de flores, y recibió un beso a cambio. Entonces se obró el milagro: Con su sonrisa y elegancia, la actriz había dado la vuelta a la tensa situación, y su salida del Victoria Eugenia fue apoteósica. A la mañana siguiente Elizabeth dejó San Sebastián, pero la breve visita de Liz está junto a las de Kirk Douglas, Richard Gere y sobre todo la de Bette Davis, entre las páginas más glamourosas en la historia del Festival donostiarra. 

 

 

No quisiera terminar este articulo nunca, porque presiento a mi lado su aliento, su calor....mientras escribo, pero desgraciadamente llega a su fin. He hablado mucho de ella, en los otros dos artículos que ya mencioné, este era especial, es especial, porque entre líneas van las lagrimas de un enamorado de la mujer con los ojos violetas mas bellos del cine. Perdón, perdonar mis otras musas: Vivien, Marilyn, Audrey.....Vosotras entendéis mis sentimientos, mi dolor y estoy seguro que lo comprendéis. Ella era mi Cleopatra favorita, fue la gata mas creíble de uñas afiladas, y jamás amo tanto en la pantalla como en aquella bellísima historia de un amor imposible que hizo al lado de su íntimo amigo Monty Clift: UN LUGAR EN EL SOL, siendo una de los Films donde aquel primer plano del beso me hizo pensar en el poder que ejerce el amor.

Sus hijos se han encontrado con una enorme fortuna, estoy seguro que no sabrán que hacer con tanto como se les viene encima, tal vez María, o quizá Liza sabrán, pero dudo de la inteligencia de los dos varones y eso me duele, pensando en los proyectos de ayuda en la lucha contra el sida que su madre llevaba hacia adelante con las pocas fuerzas que desgraciadamente le quedaban. Espero que ella les ayude.

Todos los medios de prensa comentaron las palabras de sus hijos, sobre todo las de Michael H. Wilding hijo mayor. Me parece un buen final en esta especie de sumisión personal hacia una mujer a la que es difícil que olvide:

-"Mi madre fue una mujer extraordinaria que vivió la vida al máximo, con gran pasión, humor y amor. Su pérdida es devastadora para aquellos que la queríamos tanto y estuvimos a su lado, siempre nos inspirará por sus perdurables contribuciones a este mundo. Su impresionante filmografía, su éxito como mujer emprendedora y su activismo incansable y valiente en la lucha contra el sida, todo ello nos hace sentir increíblemente orgullosos. Sabemos, simplemente, que el mundo es un lugar mejor desde que mi madre vivió en él. Su legado nunca desaparecerá, su espíritu seguirá con nosotros y su amor vivirá para siempre en nuestros corazones. Quiero darte las gracias por las lecciones de vida que nos enseñaste: sufrimiento y alegría... Siempre serás la estrella más luminosa del universo. Te amaremos siempre"-.


La familia de la actriz ha pedido que, en vez de enviar flores, se realicen donaciones económicas a su fundación contra el sida.

 En lo que no estoy de acuerdo, es que el cuerpo de la actriz no repose en Suiza, al lado de Richard Burton, como fué siempre deseo de ambos. No consigo comprender como no se ha respetado, me parece muy injusto e increible por parte de sus hijos.

 

 

Un día al anochecer del mes de Abril, mirando el cielo estrellado ví correr una estrella, su velocidad no era tan rápida como las otras estrellas. Vì que abrigaba todos los colores del arco iris y a su alrededor iba dejando una amplia y visible estela de lágrimas en todo violeta. No he vuelto a presenciar nada parecido desde entonces y no creo que lo vuelva a ver. Ahora sé que las estrellas nunca mueren, solo se elevan de la tierra y vagan majestuosas por el espacio recreando su esplendor. Esta dejaba a su paso un visible y claro sendero que conducía a Manderley, humedeciendo el camino con sus lágrimas violetas.

 

 

 

PREMIOS OBTENIDOS A LO LARGO DE SU CARRERA

 

 

OSCARS

 

1957: CANDIDATA A LA MEJOR ACTRIZ POR - EL ARBOL DE LA VIDA.-

 
1958: CANDIDATA A LA MEJOR ACTRIZ POR- LA GATA SOBRE EL TEJADO DE ZINC.-


1959 CANDIDATA A LA MEJOR ACTRIZ POR- DE REPENTE, EL ULTIMO VERANO .-


1960: GANADORA AL OSCAR A LA MEJOR ACTRIZ POR : UNA MUJER MARCADA .-

 
1966 : GANDORA AL OSCAR A LA MEJOR ACTRIZ POR : ¿QUIEN LE TEME A VIRGINIA WOLF? .-


1994 : GANADORA PREMIO HUMANITARIO JEAN HERSHOLT .

 

PREMIOS GLOBO DE ORO .



1957 : PREMIO ESPECIAL - POR SUS SOLIDAS INTERPRETACIONES . . GANADORA

 
1960 : MEJOR ACTRIZ -DRAMA ..POR - DE REPENTE, EL ULTIMO VERANO .. GANADORA .

 
1961 MEJOR ACTRIZ -DRAMA ..UNA MUJER MARCADA - CANDIDATA .-


1966 : HENRIETTA AWARD .. ACTRIZ FAVORITA DEL MUNDO .. GANADORA .-

 
1967 : MEJOR ACTRIZ DRAMA- ¿QUIEN LE TEME A VIRGINIA WOLF ? . CANDIDATA .-

 
1969 HENRIETTA AWARD : ACTRIZ FAVORITA DEL MUNDO . GANADORA .

 
1974 MEJOR ACTRIZ -DRAMA . MIERCOLES DE CENIZA -- CANDIDATA.-


1974 : HENRIETTA AWARD : ACTRIZ FAVORITA DEL MUNDO .. GANADORA .-

 
1985 PREMIO CECIL B. DEMILLE .. GANADORA .



PREMIOS GOLDEN LAUREL :



ELIZABETH TAYLOR RECIBIO 18 PREMIOS GOLDEN LAUREL

 

TAMBIEN 5 PREMIOS BAFTA POR FILMS PROTAGONIZADOS